/La Trastienda : "Capitanes Generales" "Capitanes Generales" | La Trastienda
Steve Jobs, 1955 - 2011

" Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición."

sábado, 12 de marzo de 2011

"Capitanes Generales"


Este artículo forma parte del concurso de posts solidarios de los III Premios al Voluntariado Universitario de la Fundación Mutua Madrileña.
http://www.premiosvoluntariado.com/nuevo-concurso-de-post-solidarios-bloguear-por-una-buena-causa/

Si crees que puede interesar a alguien, compártelo...

La mañana se presumía placentera, por lo menos tranquila, era sábado y el día hacía su aparición de una forma gris, como el momento económico que se vive. Me desperezaba con sensaciones un tanto negativas, no en vano en la semana que estaba a punto de consumirse, los medios de comunicación, los compañeros, los amigos y los familiares me habían bombardeado con noticias preocupantes sobre el mundo laboral, necesitaba aire fresco y limpio, y sobre todo comunicación visual. 

Tanta noticia hostil quemaba mi mente y requería de una forma inmediata salir y mezclarme con la gente, y de vez en cuando, ver alguna sonrisa que otra, esperaba que a la gente no se le hubiera olvidado sonreír. Mientras miraba por la ventana, miraba pero no veía, estaba absorto, con la mirada perdida meditando sobre la situación actual del país, mejor dicho, en la situación actual de las personas que padecen el zarpazo inquietante del paro. En un momento lucido descubrí que detrás de la ventana había arboles, algún pájaro volando de árbol en árbol, y pocas gotas de lluvia que mojaba ligeramente el suelo. Vi pasar a una persona, y por un momento me hice un montón de preguntas sobre ella: ¿esta casado?, ¿tiene hijos?, ¿tiene un trabajo bien remunerado?, ¿cuáles son sus inquietudes?, ¿qué ilusiones tiene?, ¿tiene hipoteca? ¿tiene preocupaciones?... ¿está en el paro?. Esta ultima pregunta no quería haberla hecho, como no queriendo ver la realidad, pero era ineludible. El guarismo que determina el numero de parados es significativo, muy preocupante, y es inevitable pensar que alguna de las personas que vemos por la calle esté consumiendo el desempleo.

Dejé de hacerme preguntas y olvidar mis pensamientos de color negro. Y comencé a pensar en positivo. Era afortunado por que estaba disfrutando de un fin de semana y sabía que el lunes siguiente sería un tesoro para mí. Poco a poco va desapareciendo el síndrome del colegio o síndrome del lunes, y el lunes aparece como una bendición y un regalo. Voy a ir a trabajar. Esta frase es el cinturón de seguridad de la base familiar y actualmente mi familia lo tiene puesto. Estas situaciones te hacen madurar, recapacitar y ver lo realmente importante de la vida y descubrir que las preocupaciones por ciertas situaciones laborales o de otro entorno no dejan de ser puras vanalidades. Tenemos trabajo, somos Capitanes Generales.

La humildad, empatía y la cultura solidaria con los que padecen tienen que sentirse y obrar, ya que desde el privilegio, los que trabajamos tenemos la obligación de distinguirnos como solidarios y echar la vista al frente y ver el problema cara a cara, apretar los dientes y luchar para que escampe pronto, pero hasta entonces, los que trabajamos sintámonos privilegiados, sintámonos Capitanes Generales ...y echemos una mano... que hace falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario