/La Trastienda : diciembre 2011 La Trastienda : diciembre 2011
Steve Jobs, 1955 - 2011

" Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición."

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Devolución del 5% de sacrificio a los funcionarios=¿utopía?





“Es de bien nacidos ser agradecidos”


Hoy, día 20 de Diciembre de 2011, día de la investidura de Mariano Rajoy como Presidente del Gobierno de España, comienzo a escribir una nueva entrada de blog con el ánimo de que por lo menos esta secuencia de palabras puedan ser leídas donde realmente van dirigidas.

El pasado 20 de mayo de 2010 se publicaba el Real Decreto-Ley 8/2010, por el que se adoptaban medidas extraordinarias para la reducción del déficit público. Entre esas disposiciones residía una que era “la rebaja del sueldo de los funcionarios”, y que se explicaba de esta forma: el gobierno va a rebajar una media del 5 por ciento las retribuciones de los empleados públicos y las va a congelar en el 2011. Yo no soy empleado público, presto mis servicios en una Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, entidad colaboradora con la Seguridad Social, que por “simpatía” también se ha visto afectada por el Decreto, como todas las Mutuas. No entro ya, si es insconstitucional o no, reducir el 5% a trabajadores que no son funcionarios. Ha pasado el tiempo, y mes a mes vemos nuestro salario mermado en el porcentaje establecido. Es evidente que esto es infinitamente mucho más soportable que estar en las listas desesperanzadoras del paro, un infierno para millones de personas.

Zapatero aseguraba en sus palabras que eran medidas “imprescindibles” y que procurarían ser lo más equitativas posibles para cumplir con el compromiso de reducir el déficit a niveles cercanos al 3 por ciento en el año 2013, y por lo tanto pedía un esfuerzo nacional para conseguir el objetivo. También añadía que era necesario realizar “un esfuerzo, especial, singular y extraordinario”; y en efecto esto representa un sacrificio para muchas familias que han tenido que “aceptar” estas medidas, que por otro lado no han tenido precedentes, dando lugar a que sean de clase histórica.

Creo que estamos cumpliendo esta parte del “plan” con disciplina, ofreciendo una conducta ejemplar de ciudadano, aunque veamos y oigamos casos de coitus corruptus, de desgarro o saqueo de dinero público; esto segundo es desmotivador e indignante, pero aún así  realizamos día a día el “esfuerzo” que se nos pidió, con la esperanza de que este dinero que vamos “prestando” de nuestras nóminas cumpla el objetivo marcado. Estamos prestando un 5% de nuestro salario y no hemos pedido avales por ello. Estamos mes a mes comprando deuda pública. Cuando solicitas un crédito, el banco, te dice, que si tienes dinero te puede prestar dinero, e incluso te pide avales. Nuestro caso es imperativo a base de un Decreto Ley, no hemos pedido avales, y lo más triste es que ese préstamo creemos que no será devuelto. Estamos arrimando el hombro y empujando todos en la misma dirección.

La vida es una evolución constante que nos llevan a romper con algunas reglas que se declaran como barreras, y que impiden que fluyan nuevas formas emergentes de vida que posibiliten el siempre tan deseado estado de bienestar, últimamente muy dañado.

Si Zapatero nos pedía: “un esfuerzo, especial, singular y extraordinario”, Dentro del tiempo que sea preciso lo podríamos cambiar por: os merecéis “un estímulo, especial, singular y extraordinario”, como forma de agradecer vuestra entrega al sacrificio. Dicen “que no hay mal que cien años dure”, augurando que la velas volverán a hincharse con el viento de una nueva economía mucho más saneada. La invitación o propuesta mía, y de muchos,  sería que se practicara la devolución del 5% mensual detraído de las nóminas del personal público, y no público, que también se ve afectado.

Verdaderamente sería un estímulo que generaría confianza y aprecio, una medida que se convertiría en una buena estrategia política. Una propuesta a tener en cuenta, y que se podría hacer realidad cuando las arcas del Estado tuvieran la capacidad para poder realizarlo. No hay plazos para ello, pero la intención es lo que cuenta. Intentamos confiar en un nuevo Gobierno que de luz a zonas sombrías ennegrecidas  por el pesimismo continuado. Esperamos y deseamos nuevas sensaciones positivas. Creo en la importancia de lo que he dicho y seguramente estas palabras tendrán sus seguidores.

Mucha suerte al nuevo Gobierno por que será nuestra suerte.

Muchas gracias.


viernes, 16 de diciembre de 2011

Cuento Cortito de Navidad-Feliz Navidad 2011


Cuento cortito de Navidad



Empiezo a abrir los párpados lentamente, y mis ojos recogen una luz muy brillante que me hacen la visión difícil. Es de suponer que me estoy despertando, pero de una forma gradual y muy placentera. Siento una  paz interior plena.

Al segundo, empiezo a tener una mezcla de curiosidad y felicidad; dos sensaciones muy deseadas. Veo a mi izquierda a una mujer guapa, tierna, con un rostro cansado, pero fuerte de alegría; y a mi derecha a un hombre alto, con barba y un bastón en la mano; y un poco más atrás, dos animales: un buey y una mula. Miro hacía arriba y a los lados. ¡Ay Dios mío! , creo que acabo de nacer y estoy en un pesebre.

No me había dado cuenta pero delante de mi hay mucha gente. De pronto oigo al señor de la barba y el bastón que dice:

-        ¡María, el Niño se ha despertado!
-        ¡Si, José, ya está en este mundo!
-        ¡Qué guapo es!, dice José.
-        María comenta: ¿Estará bien?.
-        Si, ¿no ves la carita de felicidad que tiene?

Me digo: estos son mis padres; María y José… ya empiezo a darme cuenta de quién Soy. Soy: ¡El Niño Jesús!, menuda responsabilidad. Todo el mundo estará pendiente de Mi y de lo que haga. Acabo de nacer y ya tengo impuestas un sin fin de condiciones, y con estas, un montón de decisiones. 

Que tontería se me ha pasado por la cabeza en un momento. ¡Hay que dignificar el milagro de la vida!, aceptar y provocar desafíos, tengo que desprenderme de los miedos. 

De entre tanta gente que habían venido a verme no me había dado cuenta de que, entre ella, sobresalían tres personas juntas y muy altas, con unos ropajes diferentes del resto. Túnicas alargadas con ribetes dorados, con amplias barbas, y uno de ellos era de color negro. Me miraban con una sonrisa que se les había quedado sujeta en sus facciones. ¿A qué vendrían?. 

Los tres personajes se acercan y dicen: Venimos buscando al “Rey de los Judíos”. Una estrella radiante y amable nos ha traído hasta aquí, hasta Belén, hasta este humilde pesebre, y lo hemos encontrado. Estamos aquí para adorarle y ofrecerle tres simbólicos regalos. Nuestros nombres son: Melchor, Gaspar y Baltasar.

Mi curiosidad iba en aumento, estaba deseando, como cualquier niño, ver mis regalos. Pero presentía, que yo no iba a ser como cualquier otro niño. Que mi presencia en este mundo tendría un significado que representaría al sacrificio, y sería un referente por los siglos de los siglos. Por lo tanto mis regalos tendrían que ser de acorde a mi condición. 

Con voz grave, Melchor, uno de los Reyes, dice: te traemos tres regalos. Hemos hecho lo que hemos podido, a pesar de la crisis económica que padece  toda la Región. Entre otras medidas, tenemos que deciros que en la corte del Rey Herodesestán descontando el 5% de la soldada mensual a escribanos y a galenos para reducir el gasto, y controlar el déficit.; se han gastado muchos denarios de forma innecesaria para  cubrir las disputas y las guerras, y claro, Herodes se ha visto avocado a reducir gastos. No ha cavado el pozo para cuando se tuviera sed; no ha sido previsor. El Fondo Monetario que dirige Pilatos, que por cierto, siempre se lava las manos en todo, está muy preocupado, y exige más sacrificios, amparándose en la desconfianza que le proporciona la prima de riesgo de Judea. Ve peligrar la Denario Zona. 

A pesar de todo ello te traemos un poquito de Oro, un poquito de Inciensoy un poquito de Mirra, no había más.

El poco Oro que te ofrecemos te servirá para disfrutar y valorar lo que tienes; el escaso Incienso te purificará tus pensamientos, logrando en ti una continua Paz Interior; la exigua Mirra logrará que afrontes con madurez las adversidades y sufrimientos que la Vida ofrece.

Y se marcharon…



FIN




El día de Nochebuena levanta la cabeza, mira al firmamento y busca una estrella; esa que ves es la tuya. Pide un deseo, un deseo amplio que abrace a muchas personas. Es necesario.

Que el poco Oro, el escaso Inciensoy la exigua Mirra, descritos como regalos en este cortito Cuento de Navidad,  provoquen en ti los mismos efectos que al Niño Jesús y obtengas la Paz y Felicidad que tanto te mereces.



Feliz Navidad

jueves, 8 de diciembre de 2011

Creí que quedaba Mariano, pero no....

¡¡¡ Amarilla !!!
7 de Julio 2012

Con motivo de las elecciones de 2011 escribí un artículo que se significa más abajo de este, está tachado.

Abro  el  ojo  y tengo conciencia de que estoy de vacaciones. Me encuentro reflexivo pero con el ánimo subido y con apetito de expresar los pensamientos. Después del aseo personal y el riguroso desayuno me voy a ir a caminar. Por cierto, estoy fuera de la ciudad donde vivo, cambiando de paisaje y de rutina,  “medicina” que estimula la creatividad y favorece el descanso emocional. Mi médico y amigo me ha recomendado que camine por lo menos un hora diaria; más que recomendado, obligatorio: “La salud está en el plato y en la suela del zapato” . Tengo para mí una o dos horas de saludable reflexión. Caminar o realizar cualquier ejercicio, que implique movimiento, hacen que se produzcan endorfinas, sustancias que tienen la misión de procurar sensación de bienestar. Es una sustancia permitida y no perseguida.





Mi camino empieza, y miro al frente, intento no mirar para abajo, cuando se mira para abajo las cosas no deben de ir muy bien y se tiene, o se da, la sensación de tener problemas irresolubles. El paso se acentúa y empiezo a caminar más deprisa. A cado paso un pensamiento que puedo dedicar a escribir, pero todos no pueden estar a la vez. En ese momento me viene a la cabeza una cita de Moliere que dice: “somos fácilmente engañados por aquellos a quienes queremos”. También se puede decir qué, los símbolos dejan de simbolizar; los mitos se rompen, se caen, se desmoronan. En España están sucediendo casos y cosas que, desgraciadamente, corroboran lo que he mencionado anteriormente. En este país nos quedaba como refuerzo moral todo lo relacionado con la Casa Real, escudo que nos respaldaba y que asumíamos como símbolo de protección, pero las últimas noticias  que rebosan en los medios de comunicación y que son referidas al mundo de la corrupción, actúan como daño colateral a la Casa Real, creando una imagen borrosa de ella. El futuro es incierto y todo se está derrumbando. Lo que fuera algo impensable está sucediendo. ¿Qué nos queda? ¿A quién le confiamos nuestra lealtad y nuestro trabajo? ¿Hay alguien ahí? ¿Hay alguien?, creo que está Mariano, solo queda él.





¡¡¡ Roja !!!
18 de Noviembre de 2012


NO hagas sufrir siempre a los mismos

Mariano, no has hecho caso al pueblo que te votó. Siempre se protege a los mismos. No eres la persona indicada para un liderazgo de cambio social. Ni lo has intentado, o no sabes. Tienes un pensamiento obsoleto, con olor a naftalina, un discurso de película vieja y rancia.Todo cambio social viene precedido por una revolución; la historia lo cuenta. Espero y deseo que sea pacífica.

___________________________________________________________

Escribí este artículo con mucha ilusión, y me he convertido en un iluso.
_________________________________________________________________


Mariano, hay mucho sufrimiento en la calle; solamente hay que pasear y a cada 100 metros una persona pidiendo; pidiendo limosna, pidiendo comida, pidiendo trabajo.

Hay dos elementos necesarios para que sigamos creyendo en lo que hay actualmente, dos componentes que todo buen “comercial” o “político” debe transmitir: generar confianza y no mentir. El pueblo ha perdido la confianza y quiere recuperarla. Los ideales que habían se han secado en su totalidad y la esperanza se resquebraja por falta de riego, por la falta de siembra de  nuevas ilusiones. ¿Estaremos en un cambio climático-político? Yo creo que sí, las cosas están de tal forma que vamos hacía una nueva era. El hombre y su historia lo demuestran con evidencia empírica, es la evolución que nos toca vivir, como otros lo vivieron en el  pasado. Hay tantas cosas que arreglar, si, arreglar, por qué están totalmente rotas; recuperar valores, desde la humildad, la sinceridad, la honradez… y así una lista interminable de sentimientos ausentes en nuestra sociedad.
Mariano, ahora consigues la jefatura de un almacén totalmente destartalado, con basura por todos los lados y con productos muy tóxicos vertidos en el suelo. Las estanterías están caídas y con ellas todo lo que había en su interior; y para colmo el dueño del almacén tiene un yerno que ha metido la mano en la caja, haciendo trizas la marca del almacén. Esto confirma y ratifica que el hombre tiene siempre sus debilidades por muy “preparado” que esté. Mariano, de todo se aprende. Serrat dice en una de sus canciones: “llegamos tarde donde nunca pasa nada”. La frase lo dice todo, está crisis se la debemos a no ejercitar la rentable acción de prevenir. Mariano, nos toca rehabilitar el almacén. Yo lo haría en este orden: limpiaría los productos tóxicos, retiraría la basura, pondría las estanterías en su sitio; las cajas de las necesidades bien ordenadas, en los estantes. Y una vez que todo esté bien colocado hay que hacer inventario por prioridades: la caja de la creación de empleo, la caja de los emprendedores, la caja de la sanidad, la caja de la educación, la caja de la justicia…Y por ultimo, decirle al dueño del almacén que él no es responsable de lo que haga su yerno.
Mariano, tienes un trabajo difícil, pero una bonita misión, en la que todos, los que podamos, tenemos que arrimar el hombro; esto no es ya cuestión de izquierda o de derechas, es cuestión de gestión.