/La Trastienda : noviembre 2014 La Trastienda : noviembre 2014
Steve Jobs, 1955 - 2011

" Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición."

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Llegar a viejo


Dedicado a los que me quieren...

Esta bonita y acertada letra de Serrat, alquimista de mis emociones, hoy día cobra una fuerza inusitada; es un lamento al desagradecimiento, al injusto trato recibido por los que, como dice Serrat, tienen un viejo encima, y no se dan cuenta. 

Es un maltrato de aquellos que no quieren ver que estamos en un momento de transición, y que los mayores, tarde o temprano, ocuparán el lugar que les pertenece por ley; serán los consejeros de los jóvenes, de los que empiezan; un Sanedrín donde el respeto será la base de la vida. El respeto hace crecer a los demás, y por lo tanto a quien lo ejerce.


***El vídeo de Serrat tiene un alegato inicial. Es imprescindible oirlo.



Si se llevasen el miedo, 
y nos dejasen lo bailado 
para enfrentar el presente... 
Si se llegase entrenado 
y con ánimo suficiente... 

Y después de darlo todo 
- en justa correspondencia - 
todo estuviese pagado 
y el carné de jubilado 
abriese todas las puertas... 

Quizá llegar a viejo 
Sería más llevadero, 
Más confortable, 
Más duradero. 

Si el ayer no se olvidase tan aprisa... 
Si tuviesen más cuidado en donde pisan... 

Si se viviese entre amigos 
que al menos de vez en cuando 
pasasen una pelota... 
Si el cansancio y la derrota 
no supiesen tan amargo... 

Si fuesen poniendo luces 
en el camino, a medida 
que el corazón se acobarda... 
y los ángeles de la guarda 
diesen señales de vida... 

Quizá llegar a viejo 
Sería más razonable, 
más apacible, 
más transitable. 

¡Ay, si la veteranía fuese un grado...! 
Si no se llegase huérfano a ese trago... 

Si tuviese más ventajas 
y menos inconvenientes... 
Si el alma se apasionase, 
el cuerpo se alborotase, 
y las piernas respondiesen... 

Y del pedazo de cielo 
reservado para cuando 
toca entregar el equipo, 
repartiesen anticipos 
a los más necesitados... 

Quizá llegar a viejo 
sería todo un progreso, 
un buen remate, 
un final con beso. 

En lugar de arrinconarlos en la historia, 
convertidos en fantasmas con memoria... 

Si no estuviese tan oscuro 
a la vuelta de la esquina... 
O simplemente si todos 
entendiésemos que todos, 
llevamos un viejo encima.